Acelga rainbow

Sus orígenes…

La acelga pertenece a la familia de las Quenopodiáceas que se cultiva todo el año. Es originaria de los países costeros del Mediterráneo y hay constancia de que se consumía ya en el siglo I a.C. Ésta es una variedad que poco a poco está recuperando popularidad y es que estaba prácticamente extinta, pero que se recuperó hace algunos años para usarse en elaboraciones de cocina moderna por sus bonitos colores.

 

Y cuando crezca…

Se trata de una planta con raíces bastante profundas y fibrosas. Sus hojas constituyen la parte comestible de la planta, son tiernas y de forma oval más bien acorazonada. Los tallos o pencas suelen ser largos y de colores naranja, amarillo, rosado, blanco y rojo.

 

Consejos de la tía María…

Es recomendable cultivar la acelga respetando un marco de plantación de unos 20 o 30 cm entre plantas y de unos 40 cm entre líneas, en el huerto convencional. Para cultivarlas en huertos urbanos que se sirven de macetas, jardineras o mesas de cultivo, es importante contar con recipientes de unos 10 litros de capacidad.

Los más vendidos

HORTALIZAS

Pimiento 4 caras

4,70 IVA Incluido

HORTALIZAS

Brócoli

3,954,50 IVA Incluido

DURANTE TODO EL AÑO

Acelga Verde

4,50 IVA Incluido

HORTALIZAS

Fresa

5,50 IVA Incluido

HORTALIZAS

Coliflor

4,155,95 IVA Incluido

HORTALIZAS

Tomate de pera

6,10 IVA Incluido

Requiere suelos de consistencia media, permeables y ricos en materia orgánica, por lo que es recomendable abonar y mantener la tierra húmeda. Se trata de una planta de clima templado siendo ideal mantenerla entre unas temperaturas de 6°C y 30°C, aunque tolera bien los climas fríos.

Para cosecharla no es necesario arrancarla de raíz, si no que se pueden ir cosechando las hojas exteriores cortándolas lo más cerca de la base posible. Esto hará que las hojas más jóvenes puedan seguir desarrollándose y alargar así la vida útil de vuestras acelgas.

 

Para estar fuerte y sano…

La acelga contiene un 91% de agua, presenta grandes cantidades de hierro, vitaminas A y C, hidratos de carbono, fibra, potasio, calcio y magnesio. Es un alimento ideal para los que quieran cuidar la dieta ya que cuenta con poquísimas calorías.

Además, tiene multitud de propiedades beneficiosas: es antioxidante, diurética, ayuda al sistema inmunológico incentivando la formación de anticuerpos y la producción de glóbulos rojos y blancos, fortalece el crecimiento de las uñas y el cabello, ayuda con problemas cardiovasculares, degenerativos e infecciones respiratorias, es excelente para eliminar radicales libres del organismo y en el embarazo ayuda a la buena formación del feto.

 

Y en la cocina…

Suelen tomarse hervidas con una patata o rehogadas con unos ajitos para comerlas de la forma más natural posible, sin embargo, si la tomamos cruda recibiremos el total de su aporte vitamínico.

Existen multitud de recetas diferentes para preparar esta rica verdura, desde hervidos hasta en potajes o arroces. Combina a la perfección con legumbres y con la patata.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies