Cómo utilizar y conservar las hierbas aromáticas en la cocina

Te enamorarás de tus plantas al verlas crecer tan bonitas, pero seguro que también querrás aprovecharlas en la cocina. Las hierbas frescas están listas para usar en cualquier momento, solo tienes que cortar con delicadeza las hojas o flores que necesites, lavarlas con agua y usarlas según la receta. Apunta estos trucos:

  • El mejor momento para recolectar las hojas es por la mañana, cuando se ha secado el rocío y están bien frescas. Usa las tijeras, nunca hay que arrancarlas.
  • Albahaca, perejil, orégano, cilantro o romero son estupendas para usar frescas, enteras, picadas o trituradas en una vinagreta.
  • También puedes aromatizar aceite de oliva colocando hojas dentro de una botella, dejando que macere al menos durante un mes en un lugar seco y oscuro.
  • Las puedes congelar en porciones, picadas, usando bolsitas herméticas, o en forma de cubitos con agua o con aceite. Ideales para enriquecer salsas y guisos.
  • Para secarlas y rellenar tus botes de especias necesitas colgar las ramitas en una habitación oscura, seca y ventilada. Después de una semana ya estarán listas para molerlas y conservarlas. Puedes hacer tus propias mezclas de especias combinando varios tipos, incluso aprovechando las hojitas secas de la propia planta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies