EL HUERTO EN AGOSTO

QUÉ PLANTAR EN AGOSTO EN EL HUERTO

El huerto en Agosto.

Mucha gente cree que por el calor no hay nada que plantar en agosto. ¡Pero nada que ver! ¡El huerto en agosto está en todo su esplendor! Las plantas completamente desarrolladas, con su productividad al máximo, si hemos hecho las cosas bien durante los meses previos, ahora toca disfrutar de los frutos (nunca mejor dicho).

En este mes nos podemos enfrentar a 2 retos.

  1. El calor aprieta. Puede ser un gran problema para nuestros cultivos. En el caso de tomates, es normal ver hojas enrolladas y quemaduras en los frutos. En el caso de los pimientos, es normal que se caigan las flores.
  2. Las plagas adoran el calor, y pueden suponer un problema importante. Ten especial cuidado con pulgones, cochinillas, tuta absoluta y araña roja. Por otro lado, los hongos más frecuentes de esta temporada son: el mildiu en tomate (ojo, que aparece muy rápido y puede acabar con una tomatera entera en un par de días).

El huerto en Agosto.

¿Se puede sembrar algo en agosto?

 

¡Pues claro que sí! De hecho, este mes es clave para poder darle continuidad al huerto en otoño. Solamente un consejo, aunque importante: protege tus semilleros del sol directo o se te achicharrarán nada más salir. Puedes dedicarles una zona sombreada bajo tus tomateras o pepinos. La sombra de vegetación siempre es la mejor, porque además aporta esa humedad que tanto agradecen las plantitas jóvenes.

El huerto en Agosto.

¿Qué plantar en agosto en el huerto?

 

Col Achicoria Judía Acelga
Brócoli Apio Cebolla Maíz
Coliflor Nabo Perejil Cebollino
Escarola Remolacha Zanahoria

 

Pero cuidado, las siembras y trasplantes en épocas de calor requieren de un cuidado especial.

 

  • Aplica un buen acolchado. Aplica una capa de hojas, paja o compost sobre el suelo para disminuir la evaporación. Mantendrás, de paso, la temperatura del suelo más fresca, ya que la incidencia de los rayos del sol sobre el suelo es menor.

 

  • Riega en horas frescas.  La mejor hora para regar es a partir de las 8 de la tarde, cuando las horas de sol directo hayan pasado, para evitar así que gran parte del agua se evapore.

 

  • Instala un sistema de riego por goteo o exudación si no lo tienes todavía

 

  • Vigila las plagas. Un tratamiento a tiempo es mucho más efectivo, así que repasar de vez en cuando el estado del huerto te ayudará a detectarlas a tiempo. 

 

  • Aplica tratamientos preventivos. Para prevenir la aparición de pulgones y otras plagas, puedes incorporar una pequeña cantidad de aceite de neem en el riego, que fortalecerá el sistema inmune de la planta.

 

  • Ojo con la Tuta. Si la tuta es un problema en tu zona (si vives en el mediterráneo, lo es seguro) es conveniente aplicar el tratamiento preventivo. Y con los hongos, Para prevenir y combatir los hongos, puedes utilizar cola de caballo o propóleo, dos fungicidas ecológicos muy efectivos.

 

  • Cosecha los frutos en cuanto estén listos. Muchos cultivos tienden a producir más cuanto más cosechas y disminuyen su producción si dejamos días de más los frutos en la planta.

 

  • Entutorar los cultivos que lo requieran, como las judías, los tomates o los pepinos, para evitar que ocupen demasiado espacio y evitar que se rompan. Elimina los “chupones” de tomateras y pimientos para que continúen desarrollándose.

 

  • Observa ( y apunta) que plantas han dado mejor resultado para recolectar semillas el mes que viene.

El huerto en Agosto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.