¿QUÉ PLANTAR EN SEPTIEMBRE?

¿QUÉ PODEMOS PLANTAR EN EL HUERTO EN SEPTIEMBRE?


Septiembre es un mes de regresos y la mayoría volvemos de las vacaciones de verano y nos preparamos para la nueva temporada en el huerto.

Muchos de los cultivos de verano seguirán siendo productivos durante un tiempo más (tomates, calabacines, pimientos…) pero seguro vas a notar que el huerto se va despejando, así que aquí tienes unas cuantas ideas para plantar en septiembre.

El huerto en septiembre.

¿Qué cultivos podemos plantar en septiembre en el huerto?

 

Estos son algunos de los cultivos más apropiados para plantar en septiembre en el huerto:

Lechuga, Espinaca, Perejil, Acelga, Zanahoria, Rabanito, Nabo, Remolacha, Rúcula, Puerro, Coliflor , Col, Guisante, Haba, Brócoli, Canónigos, Coles de Bruselas, Kale.

El huerto en septiembre.

¿Y qué aromáticas se pueden sembrar en septiembre?:

Perejil, borraja y cilantro,  son algunas que van genial para plantar este mes. 

El huerto en septiembre.

Tareas del huerto en septiembre

Septiembre es un mes fantástico en el huerto, sin embrago, si queremos seguir disfrutando de cosechas en los próximos meses es importante gestionarlo bien si queremos aprovechar los últimos días de verano para recoger los últimos pimientos, hacer barbacoas en el huerto y disfrutar de alguna escapadita de fin de semana.

 

Aquí te dejo algunas tareas para el mes de septiembre.

El huerto en septiembre. 

  • PLANIFICA TU HUERTO. Quizás para compensar el ajetreo de los meses anteriores, el huerto en septiembre parece que nos da un poco de tregua, siendo un mes donde las cosas empiezan a ir más tranquilas y las decisiones pueden ser más meditadas, aunque en las zonas con climas cálidos todavía tenemos cosechas abundantes, muchos cultivos ya han dejado espacio libre para los nuevos. Todo esto lo convierte en el momento ideal para planificar los cultivos de otoño-invierno. Planificar tu huerto te va a ayudar a tener menos problemas en cuanto a plagas, falta de espacio y nutrientes durante los próximos meses.

 

  • RECOLECTA SEMILLAS.  Recolectar nuestras propias semillas resulta entretenido y es una buena forma de ahorrar dinero, además muchas semillas tradicionales que han pasado de generación en generación cuestan muchísimo de conseguir. ¡Así que no lo dudes! pimientos, judías, berenjenas, calabaza, sandía y melón entre otras tienen un proceso muy sencillo de extracción. Una vez que las hayas extraído, hay que dejarlas secar al sol y conservar en un lugar fresco y seco. 

        

  • ABONA. Los cultivos de verano, como los tomates, los pimientos o los pepinos, son muy voraces en nutrientes, así que antes de volver a plantar en el mismo lugar es importante renovar los nutrientes del suelo porque si no, los cultivos que plantes a continuación no tendrán cómo alimentarse, puedes añadir compost o hummus de lombriz al suelo.

 

  • NO PIERDAS DE VISTA A LOS CARACOLES. Es época de lluvias, este entorno es muy favorable para los caracoles y los brotes tiernos son irresistibles, así que no lo pierdas de vista. Para no amanecer un día y encontrarte todas las lechugas o los recién plantados semilleros devorados, el mejor remedio es espolvorear tierra de diatomeas alrededor de los semilleros.

El huerto en septiembre.

Espero que te sea de utilidad esta información.

El huerto en septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.